Thursday, March 10, 2005

Capítulo VII: Del Claustro de Ariel en el CUCSH y de la sonrisa del infante.


yeyeye Posted by Hello

Bueno, el pasado miércoles tuvimos reposición de clase de matemáticas, por lo que en lugar de quedarnos de 8 a 10 como es normalmente, nos tuvimos que estar ahí sentadotes de 8 a 12, bueno claro, con nuestro respectivo receso se hizo mucho más corto el tiempo y aunado a ciertoe eventos extraños debido a tanto tiempo de estar encerrados haciendo problemas de límites.
Así es, amigos por segunda vez en lo que llevo de la carrera, perdí el control en el aula de clases. La primera vez, sin razón aparente, simplemente me volví loco, le mandé un besito a un amigo y me empecé a cagar de risa, luego varios compañeros más y así estuvimos como 15 minutos riéndonos de nada. Y bueno, esta vez creo que el catalizador fue un evento que tiene que ver con mi novia y conmigo viéndola hacer algo que no me agradó mucho, o más bien a alguien haciéndole algo que no me agradó. A partir de ahí perdí la concentración y cerca del final de la hora, varios amigos y yo empezamos a hartarnos y no sé por qué chingados me puse a cantar la de "Si no supiste amar" o como se llame de Luis Mi, y lo peor es que casi todo el salón se puso a cantar el coro.

Bueno, eso sobre mi claustro de 4 horas. Ahora viene lo de la sonrisa del infante.

Hoy cuando regresaba en el camión hacia mi casa, proveniente de casa de mi novia (por cierto, me siento súper raro...incluso sé cómo debería sentirme en este momento, pero no...yo sé que mañana o eventualmente me va a estar cargando la fregada) Pero bueno, venía yo pensando en las cosas de la vida, en cómo soy en algunas cosas, en cómo es otra persona en algunas cosas...y en cómo soy medio raro para otras tantas...Y bueno, mi mirada se centró en una niña y su mamá que iban sentadas adelante de mí. La niña no debía tener más de 7 u 8 años, y ps estaban jugando manitas calientes o algo asi, pero la niña se veia de verdad contenta, y le decía a su mamá que cada que chocaran las manos tenían que gritar "SI!" y la niña gritaba y se reía y le decía a su mamá "Más fuerte mami! grita más fuerte!" y la señora también se reía y gritaba más fuerte, como no importándole nada más que el estar con su hija ahí. Y la madre, como dándose cuenta de cuánto ama a su hija, la abrazó y le dio un beso en la cabeza, y la niña seguía super feliz...Y cuando me di cuenta yo estaba sonriendo...pero en verdad sonriendo, así amplia mi sonrisa, y me sentí feliz, no sé por qué...Simplemente ese cuadro me hizo darme cuenta de que la felicidad no está tan lejana y que se encuentra en los detalles más simples...Quisiera ser niño otra vez...

Buenas noches

(Foto: Cucsh)

0 Comments:

Post a Comment

<< Home